Gastronomia Española

Gastronomia EspañolaDescubre el significado de la aceituna en la gastronomia española.

El mítico guerrero llegó a utilizar clavas de acebuche (olivo silvestre) para afrontar sus siete trabajos y trasladó un vástago seco desde el país de los Hiperbóreos hasta Olimpia, recinto de Zeus, donde por gracia de los dioses, brotó y se convirtió en un árbol majestuoso.

Símbolo de vida, eternidad, fuerza, victoria y recompensa para los judeo-cristianos. Hoy sigue marcando su presencia no sólo en la gastronomia española , sino que sabemos que a partir del olivo y del sauce se consigue el elemento activo de la aspirina y que es utilizado como base de reconocidos humectantes dadas sus poderosas condiciones al respecto.

NO HABRÁ NINGUNO IGUAL.

A semejanza del vino, el aceite de oliva sufre alteraciones gustativas y aromáticas si se expone a un tratamiento inadecuado. El exceso de sol o las temperaturas extremas en la cocina, varían su gama de tonalidades, su sabor y sus tres factores que dejan traslucir las virtudes de tan noble producto en la gastronomia española . El grado de maduración del fruto es directamente responsable, entre otros factores, de las características de cualquier aceite virgen. En todos los casos el color y los rasgos gustativos de un aceite son factores independientes del grado de acidez. Igual que con los vinos, cualquier matiz atípico denota desequilibrio de fondo. Manuel Palmer mantiene una curiosa tradición que le permite descubrir, colocando una gota de aceite en la lengua y otra en la palma de sus manos, sorprendentes secretos de este líquido temperamental.

La gastronomia Española

Su técnica tan simple a primera vista, pero tan compleja en realidad, es capaz de detectar los más entrañables misterios: moho (humedad), sabor rancio, envejecimiento, madurez o frescura, mezclas o pureza, retrogusto prolongado, nobleza, destellos afrutados y cuerpo, son algunos de los secretos que descubre paladeando y oliendo a la vez que frota sus manos con la misma pasión con que disfruta de los recuerdos de sus lejanas tierras.

La amplia oferta del mercado ofrece aceites vírgenes varietales procedentes de una sola clase de aceitunas, como otros obtenidos de la mezcla de dos o más tipos de características complementarias. Al igual que seleccionamos los vinos en la gastronomía española seleccionan cuidadosamente el acompañamiento indiscutido de nuestras comidas, es oportuno elegir un aceite para cada preparación. No existen reglas fijas sino, una ciencia empírica depurada por el criterio individual de los cocineros.

Por subgerencias sobre nuestro sitio escríbenos a: losalimentos-en-la-Web@hotmail.com

ACEITANDO CONOCIMIENTOS.

La propensión hacia sabores suaves y delicados -exigencia cada vez mayor en el consumidor y la gastronomia española en si (de allí el aumento creciente en el uso) han obligado a la Comunidad Europea a establecer diferentes denominaciones para cada uno de los distintos tipos de aceite de oliva.

Esta especificación debe figurar en las etiquetas de fas distintas marcas comerciales, datos estos que aluden al procedimiento de obtención de los propios aceites, así como a su contenido en ácido oleico (acidez) expresado en gramos de ácido por cada cien gramos de aceite, es decir, en grados. Así nos encontramos con que en el aceite extra virgen la acidez expresada en ácido oleico no podrá ser superior a 1g. por cada 100. En el virgen la relación es de 2g. por cada 100; y el común, constituido por una mezcla de aceite refinado y otros vírgenes no lampantes, l,5g. por cada 100. Por su parte el aceite de orujo de oliva es una mezcla que incluye el refinado y el virgen, distintos al lampante, cuya acidez es 1,5 por cada lOOg.

Gastronomia internacional