Consejos para dejar de fumar

Consejos para dejar de fumarUna vez el famoso escritor norteamericano Mark Twain dijo “dejar de fumar es fácil, yo he dejado varias veces”. Evidentemente los consejos para dejar de fumar no son muy utiles y ya de por si no es fácil ya que representa una poderosa adicción tanto física como psicológica. Puede ser un proceso difícil que toma tiempo pero no imposible y las estadísticas demuestran que la mitad de toda la gente que alguna vez ha fumado logró dejarlo. Si bien los primeros intentos pueden terminar sin éxito cada vez que se intenta dejar de fumar se esta más cerca de conseguirlo.

No existe una manera correcta para abandonar el cigarrillo pero si existen algunos elementos clave, pasos y consejos para dejar de fumar y lograr el éxito:
- Lo primero es tomar conciencia de que se quiere dejar el hábito y porque. Se puede confeccionar una lista o reflexionar acerca de lo bueno y lo malo de fumar y de dejarlo.
- Una buena idea es, antes de dejar, dejar pasar unos días y llevar un auto registro de lo que se fuma, en que situaciones y que pensamientos y circunstancias se asocian a ello.
- Una manera menos drástica y tal vez más efectiva es disminuir la cantidad de cigarrillos gradualmente fijándose limites diarios. No se puede dejar pasar mucho tiempo, tan solo unos días.
- Una vez que se deja de fumar los primeros tres días son los más difíciles, aunque los deseos de fumar y las ansias durarán por más tiempo. Aquí sería bueno tirar todos los cigarros, encendedores y ceniceros.

Los mejores consejos para dejar de fumar

- Algunas costumbres, bebidas y dieta deberán ser modificadas. No hay que consumir alcohol, café ni bebidas asociadas con fumar. Se pueden sustituir por diferentes tipos de te, jugos de fruta, aguas con sabor y es importante beber grandes cantidades de agua. Es bueno realizar varias comidas pequeñas durante el día en vez de dos grandes y elegir comidas ricas en vitamina B y bajas en azúcar. El azúcar puede impedir la absorción de ciertas vitaminas que mejoran la función nerviosa.
- Hay que aumentar la inhalación de oxígeno realizando ejercicios de respiración al levantarse, en momentos de ansiedad y después de las comidas.
- Contar con apoyo social es muy útil. Hay que avisar a familiares, amigos, compañeros de trabajo que se está intentando dejar de fumar para evitar estar con otros fumadores, que ofrezcan cigarrillos y pedir ayuda.

- Para evitar la ansiedad hay que hacer rondas de ejercicios y actividades físicas y si se extraña el tener algo entre los dedos se puede sustituir por un simple lápiz y chicles. También es bueno realizar ejercicios de relajación.
- Hay que estar preparado para las recaídas y no rendirse si se vuelve a fumar. La mayoría de las recaídas suceden durante los primeros tres meses después de dejar de fumar. La mayoría de las personas tratan varias veces de dejar de fumar antes de lograrlo.

 

Visita nuestros articulos

Volver a la página inicial:Tabaco

Todos los derechos reservados para Humeante