Anuncios de tabaco

Anuncios de tabacoAmados y coleccionados por algunos, pero odiados y perseguidos por muchos, los anuncios de tabaco han estado históricamente envueltos en polémica, siendo la industria tabacalera una de las que mayores inversiones publicitarias ha hecho y hace. Múltiples organizaciones de la salud y antitabaco han hecho campañas para prohibir estos anuncios, campañas que en los últimos años se han vuelto cada vez más y más exitosas. En el año 1999, a pesar de las ya severas restricciones existentes en muchos países para la publicidad de tabaco se registró la mayor cifra jamás gastada por la industria tabacalera en publicidad: $8.24 billones de dólares. Sus detractores, además de criticar el hecho de que se está anunciando un producto que puede causar serias enfermedades e incluso la muerte, objetan sobre todo como las campañas se dirigen a los jóvenes y menores de edad, mujeres y se utilizan en eventos deportivos.

Restricciones

Las primeras restricciones a la publicidad de cigarrillos y anuncios de tabaco se dieron en Nueva Zelanda en 1963 cuando se prohibió su aparición en radio y televisión. Inglaterra en 1965 y EE.UU. en 1970 la prohibieron exclusivamente de la televisión. Así se comenzó un proceso de crecientes restricciones en todo el mundo y en los distintos medios. Para el 2002, por ejemplo, en Inglaterra se prohibió casi cualquier tipo de publicidad con ciertas excepciones. Los anuncios de tabaco solo podían aparecer en publicaciones dirigidas a la propia industria o dirigidas a ciudadanos no británicos. En pubs, clubs o comercios están permitidos pero no pueden superar el tamaño de una hoja A5 y el 30% debe estar cubierto por advertencias sanitarias. También se permite las campañas de correo directo pero solo si está específicamente solicitado por el destinatario.

Los anuncios de tabaco

Convenio para el control del tabaco

En el año 2003 la Organización Mundial de la Salud (OMS) impulsó un convenio a nivel mundial llamado “Convenio marco para el control del tabaco” que fija un plazo de cinco años para los países que adhirieron para prohibir la publicidad, la promoción y el patrocinio del consumo de tabaco. El tratado entró en vigencia el 27 de febrero de 2005, tras años de oposición e intentos de negociación de la industria tabacalera. Fue firmado por 168 países y tiene efectos legales en 147, lo que representa 2.3 billones de personas. Hay en este momento 48 países que no adhirieron al tratado, entre ellos los más destacados son Estados Unidos, Rusia, Argentina y Suiza.

Algunas de las medidas que establece son:
-Prohibir todo tipo de anuncios de tabaco, a menos que la constitución no lo permita
-Forzar a las marcas de cigarrillos a incluir advertencias sanitarias que ocupen al menos un 30% del paquete
-Restringir o prohibir fumar en lugares públicos y de trabajo
-Aumentar los impuestos al tabaco para desanimar su compra

 

Visita nuestros articulos

Volver a la página inicial:Tabaco

Todos los derechos reservados para Humeante