Danza

DanzaEn la danza el artista se expresa a través de su cuerpo, sus movimientos, y con ellos despierta profundas emociones en el espectador, conmovido por la belleza de su gracia o destrezaLos movimientos corporales rítmicos del artista siguen un patrón, acompañados generalmente por música, son el lazo de expresión y comunicación con su público.

El cuerpo puede realizar diversas acciones, como rotar, doblarse, estirarse, saltar, girar, variando estas acciones físicas y utilizando una dinámica distinta, los seres humanos pueden crear un número ilimitado de movimientos corporales,  y así expresar sentimientos, emociones, estados de ánimos, ideas, contar historias.

La danza es la transformación de funciones normales y expresiones comunes en movimientos fuera de lo habitual, para propósitos extraordinarios. Incluso una acción tan normal como el caminar, se realiza en la danza de una forma establecida, en círculos o en un ritmo concreto y dentro de un contexto especial.El potencial normal del movimiento del cuerpo puede ser aumentado en la danza, casi siempre a través de largos períodos de entrenamiento especializado, además del uso de algunos elementos de vestuario, como las zapatillas de punta, utilizados por los bailarines para aumentar sus posibilidades físicas.

 

Dentro del extenso campo del movimiento que el cuerpo puede realizar, cada cultura acentúa algunos caracteres dentro de sus estilos dancísticos. Personas de diversas culturas bailan de forma distinta, ya que sus diferentes tipos de danzas revelan mucho sobre su forma de vivir. Pero como se expresan a través del cuerpo, es un lenguaje comprendido por todos los seres humanos, más allá del idioma.

La danza puede ser recreativa, ritual o artística; servir a propósitos religiosos, sociales, o ser una experiencia agradable y excitante para el artista y el espectador, con un valor meramente estético. Además de proporcionar placer físico, la danza es creación y comunicación de sentimientos, ideas, que son recibidos por el público atento y sensible a la expresión corporal del artista. Se genera un instante especial para conmoverse, a través de la música, ritmo y gracia en los movimientos de los bailarines, que con conciencia del propio cuerpo en el espacio  representan la obra, sus personajes, atendiendo técnica y coreografía; se agrega además el vestuario, luces, decorados, todo lo que hace a la escenografía, que enriquece la puesta en escena y crea una atmósfera especial de atracción y goce para el espectador. 

La evolucion y la danza en el siglo XVIII

Durante los siglos XVIII y comienzos del XIX, fabulosas maquinarias escénicas estuvieron al servicio de estos espectáculos, luego siguió un período en la que la escenografía jugó un rol eminentemente funcional, estableciendo, por medio de telones pintados y algunos elementos corpóreos, la época y el lugar de la acción. Como director de los Ballets Russes, se ha destacado el genial empresario Serguei de Diaghilev, quien trajo al público de Europa Occidental un concepto de la escenografía y vestuario enteramente nuevo y diferente. Diaghilev introdujo la idea que una obra de ballet era un proyecto artístico único, en el que cada parte era tan importante como las restantes. No eran ya artesanos lo que se precisaba para crear el vestuario y la escenografía, sino auténticos artistas: músicos, coreógrafos, bailarines, compositores, libretistas, diseñadores, pintores, que estuvieran presentes desde el momento mismo en que la obra comenzaba a gestarse.

Un evento sumamente interesante para el mundo de la danza, es la Bienal de Lyon, que a partir de 1986, con su director Guy Darmet, dedica cada edición a un tema específico: danza expresionista alemana; danza francesa, desde el ballet hasta hoy; danza moderna y contemporánea representativas de EEUU; flamenco y folclore de España; manifestaciones de danza de raíz africana provenientes de diferentes lugares del mundo; danza contemporánea de Brasil, en un amplio espectro; danzas de los países de la cuenca Mediterránea; de los países asiáticos; de América Latina.

Realizada a lo largo de veinte días sobre fines del verano europeo, la Bienal ha alcanzado gran prestigio e interés que han ido creciendo a lo largo del tiempo. Actualmente sus espectáculos atraen a más de 200.000 espectadores que disfrutan de su programación, de danzas contemporáneas, por un lado, y conjuntos de bailes folclóricos y populares por el otro. La propia ciudad de Lyon fue ganada territorialmente por la Bienal, que sin abandonar los escenarios tradicionales, avanzó también sobre los espacios al aire libre, las plazas y las calles.

 

Google

Las artes escenicas - Historia del arte - Escenario - La actuacion - El cine - El teatro - La opera - Danza - La magia - El circo

Copyright © 2006 Artes Escenicas